Fundamentos del Acuerdo:

El acuerdo entre Geely y NIO abarca una amplia gama de aspectos clave en el desarrollo de vehículos eléctricos, centrándose principalmente en el intercambio de baterías. Ambas partes han decidido unir fuerzas para cooperar en estándares y tecnologías relacionadas con el canje de baterías, estableciendo así las bases para un futuro más sostenible y eficiente en la movilidad eléctrica.

Lea también: Geely llega a México con dos modelos: Coolray y Geometry C

Cooperación en Estándares y Tecnología:

Un elemento crucial de esta asociación estratégica es la colaboración en la definición de estándares y tecnologías de intercambio de baterías. Este enfoque común permitirá a Geely y NIO establecer normativas que no solo beneficiarán a ambas compañías, sino que también podrían sentar las bases para estándares de la industria que promuevan la interoperabilidad y la adopción generalizada de vehículos eléctricos.

Expansión y Operación de la Red:

El acuerdo también abarca la expansión y el funcionamiento de la red de estaciones de intercambio de baterías. Geely y NIO se comprometen a trabajar juntos para garantizar una infraestructura sólida y eficiente que respalde la movilidad eléctrica en China y más allá. Esta colaboración contribuirá a eliminar las barreras de preocupación sobre la autonomía, impulsando la confianza de los consumidores en los vehículos eléctricos.

Desarrollo de Modelos Intercambiables:

Otro aspecto destacado del acuerdo es el compromiso conjunto en el desarrollo de modelos de vehículos intercambiables. Al compartir tecnologías y conocimientos, Geely y NIO buscan acelerar la adopción de vehículos eléctricos intercambiables, ofreciendo a los consumidores una gama más amplia de opciones que se adapten a sus necesidades específicas.

Gestión Eficiente de Activos de Baterías:

La gestión de activos de las baterías es una preocupación crítica en la industria de vehículos eléctricos. Geely y NIO están comprometidos en desarrollar prácticas y tecnologías que optimicen la vida útil y el rendimiento de las baterías, contribuyendo así a la sostenibilidad y reduciendo los costos operativos a lo largo del tiempo.